Gases refrigerantes: todo lo que necesitas saber

Los gases refrigerantes son sustancias que se utilizan en sistemas de refrigeración y aire acondicionado para absorber y liberar calor. Estos gases se evaporan a bajas temperaturas y condensan a temperaturas más altas, lo que permite la transferencia de calor de un lugar a otro. Los gases refrigerantes se han utilizado durante décadas en la industria de la refrigeración y el aire acondicionado, pero recientemente ha habido un aumento en la preocupación por su impacto en el medio ambiente.

Hay muchos tipos diferentes de gases refrigerantes, cada uno con sus propias características y propiedades. Algunos gases refrigerantes son naturales, como el amoníaco y el dióxido de carbono, mientras que otros son sintéticos, como el R-22 y el R-410A. Además, hay mezclas zeotrópicas que contienen dos o más gases refrigerantes y ofrecen características únicas de refrigeración.

La elección del gas refrigerante adecuado depende del tipo de sistema de refrigeración o aire acondicionado que se esté utilizando, así como de las regulaciones y normativas ambientales que se apliquen. En este artículo se explorarán los diferentes tipos de gases refrigerantes, su uso en la refrigeración y el aire acondicionado, y las regulaciones que los rodean.

Tipos de Gases Refrigerantes

Los gases refrigerantes son esenciales para el funcionamiento de los sistemas de refrigeración. A continuación, se describen los tipos de gases refrigerantes más utilizados en la industria de la refrigeración comercial e industrial.

Gases refrigerantes sintéticos

Los gases refrigerantes sintéticos se dividen en dos categorías: clorofluorocarbonos (CFC) e hidroclorofluorocarbonos (HCFC). Los CFC son gases refrigerantes que contienen cloro, flúor y carbono. Estos gases son muy perjudiciales para la capa de ozono y se han prohibido en muchos países. Los HCFC son una alternativa más segura a los CFC, ya que contienen menos cloro y son menos perjudiciales para la capa de ozono.

Gases refrigerantes naturales

Los gases refrigerantes naturales son aquellos que se obtienen de fuentes naturales y no contienen cloro ni flúor. Estos gases son más amigables con el medio ambiente y se utilizan en muchos sistemas de refrigeración. Los gases refrigerantes naturales más utilizados son el amoníaco y el dióxido de carbono.

Gases refrigerantes fluorados

Los gases refrigerantes fluorados son una mezcla de hidrofluorocarbonos (HFC) y perfluorocarbonos (PFC). Estos gases son menos perjudiciales para la capa de ozono que los CFC, pero aún contribuyen al efecto invernadero. Los gases refrigerantes fluorados más utilizados son el R-134a y el R-404A.

Gases Refrigerantes Empleados Actualmente

Los gases refrigerantes son esenciales para el correcto funcionamiento de los sistemas de refrigeración, como congeladores o aires acondicionados. En la actualidad, los refrigerantes más utilizados tienen un potencial de agotamiento del ozono igual a cero (PAO = 0), lo que significa que no son potencialmente destructores de la capa de ozono. 

  • R-410A: Este refrigerante es una mezcla de dos gases HFC (hidrofluorocarbonos) que no contienen cloro. Es utilizado en sistemas de aire acondicionado y bombas de calor debido a su alta eficiencia energética y su capacidad para funcionar a altas temperaturas.
  • R-404A: Es un refrigerante HFC utilizado en sistemas de refrigeración de baja y media temperatura, como congeladores y mostradores de supermercados. Tiene un alto potencial de calentamiento global (PCG), por lo que se está buscando sustituirlo por refrigerantes con menor impacto ambiental.
  • R-134a: Es un refrigerante HFC utilizado en sistemas de aire acondicionado de automóviles y refrigeradores domésticos. Tiene un bajo PCG y un potencial de agotamiento del ozono igual a cero.
  • R-32: Es un refrigerante HFC utilizado en sistemas de aire acondicionado. Tiene un bajo PCG y es considerado uno de los refrigerantes más eficientes energéticamente..

Normatividad de los Gases Refrigerantes

Los gases refrigerantes son sustancias químicas que se utilizan en sistemas de refrigeración y aire acondicionado para transferir el calor del interior del edificio al exterior. Debido a su impacto en el medio ambiente, la normatividad de los gases refrigerantes ha evolucionado en los últimos años.

En México, la normatividad de los gases refrigerantes se rige por la NOM-012-ENER-2019, la cual establece los requisitos de eficiencia energética para equipos de refrigeración y aire acondicionado. Esta norma establece límites en la cantidad de gases refrigerantes que se pueden utilizar en los equipos, así como requisitos de etiquetado y registro.

A nivel internacional, la normatividad de los gases refrigerantes se rige por el Protocolo de Montreal y su enmienda de Kigali. Este protocolo establece la eliminación gradual de los gases que agotan la capa de ozono, como el clorofluorocarbono (CFC) y el hidroclorofluorocarbono (HCFC), así como la reducción del uso de gases con efecto invernadero, como los hidrofluorocarbonos (HFC).

La Unión Europea ha adoptado la regulación F-Gas, la cual establece la eliminación gradual de los HFC y la promoción de alternativas más sostenibles. Esta regulación también establece requisitos de registro y etiquetado para los gases refrigerantes.

Es importante que los propietarios de equipos de refrigeración y aire acondicionado cumplan con la normatividad de los gases refrigerantes para proteger el medio ambiente y evitar sanciones. Además, se recomienda la utilización de alternativas más sostenibles y eficientes en términos energéticos para reducir el impacto ambiental.

Shopping Cart